Los trabajadores señalan las promesas vacías de Walmart para mejorar la calidad de los empleos en sus almacenes contratados

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA: miércoles, 24 de julio de 2013
CONTACTO: Elizabeth Brennan al 213-999-2164, Elizabeth.Brennan@changetowin.org

ONTARIO, Calif. – Los trabajadores del almacén se retiraron del trabajo esta mañana para protestar por la intimidación extrema, el espionaje y las represalias que han experimentado desde que expusieron condiciones de trabajo peligrosas e inseguras en un almacén contratado por Walmart en el condado de Riverside. (en español)

Treinta trabajadores del almacén, que no tienen un sindicato reconocido, están preparados para una huelga de al menos dos días a partir del miércoles 24 de julio para pedir el fin de la vigilancia autoritaria, las represalias y las prácticas laborales injustas en un almacén operado por Olivet International en Mira Loma, California, una parte no incorporada del condado de Riverside.

“Tememos que cada día que vayamos a trabajar sea el último”, dijo Heidi Baizabal, quien ha trabajado en el almacén durante cinco años. “Nos siguen, nos vigilan en cámara, nos obligan a reuniones individuales y nos acosan a diario. Necesitamos que Walmart vea lo que sucede dentro de su almacén contratado. Movemos las maletas de Walmart y queremos buenos y seguros trabajos”.

Los trabajadores principalmente desempacan, etiquetan y cargan cajas de maletas destinadas a Walmart. Los gerentes de almacén les han dicho a los trabajadores que Walmart comprende el 70 por ciento de la base de clientes del almacén. En mayo, los trabajadores presentaron una queja detallada ante la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional de California (Cal/OSHA) que reveló salidas de emergencia bloqueadas, acceso inadecuado al agua, colapsos frecuentes de torres de cajas y más.

Mientras la investigación del estado está en curso, los operadores del almacén se han apresurado a solucionar algunos de los problemas más atroces dentro del almacén, pero también han aumentado la vigilancia de los trabajadores. Los gerentes emitieron nuevas reglas destinadas a evitar que los trabajadores hablen sobre problemas de salud y seguridad, instalaron docenas de cámaras para monitorear a los trabajadores y amenazaron a los trabajadores con que si continuaban trabajando juntos podrían perder sus trabajos.

“Los operadores del almacén han instalado 29 cámaras, incluidas varias sobre la entrada del baño, para observar a los trabajadores cada segundo del día”, dijo Guadalupe Palma, directora de Warehouse Workers United. “Han contratado consultores, que normalmente cuestan decenas de miles de dólares al mes, para intimidar y asustar a los trabajadores, seguirlos y amenazarlos individualmente. Celebran reuniones varias veces al día y utilizan el foro para ridiculizar a los trabajadores que han expresado su preocupación por las condiciones laborales”.

“Mejorar la calidad de los trabajos de almacenamiento es fundamental para mejorar la salud económica de esta región. Mientras las grandes empresas como Walmart se nieguen a abordar la seguridad y la calidad de los empleos, Inland Empire siempre se quedará atrás del resto de California”, dijo Palma.

Los operadores de almacenes también se han negado a abordar las preocupaciones de los trabajadores sobre los bajos salarios, los horarios de trabajo inconsistentes y la falta de beneficios de salud. Según una nueva investigación realizada por el profesor de la Universidad del Sur de California, Juan D. De Lara, los trabajadores de almacén se encuentran entre los peor pagados de California, en particular las mujeres que trabajan en almacenes:

  • El ingreso medio de los trabajadores de almacén en la industria de la logística es $14,500 por año.
  • Las ocupaciones temporales de almacenes pagan un ingreso promedio anual de $9,255.
  • Las trabajadoras de almacén ganan más de $6,000 por año menos que los trabajadores de almacén masculinos.
  • 28% de todos los trabajadores de almacén en la industria logística fueron empleados por menos de 27 semanas por año.

“La mayoría de nosotros tomamos un segundo trabajo o vendemos comida o joyas fuera de nuestras casas solo para llegar a fin de mes”, dijo César García, un trabajador del almacén. “Es imposible sobrevivir solo como trabajador de almacén. Estamos luchando por la dignidad y buenos trabajos para poder mantener a nuestras familias y por eso estamos siendo atacados”.

La huelga se produce casi exactamente un año después de que los trabajadores de otro almacén contratado por Walmart expusieran condiciones de trabajo ilegales e inseguras. Aunque Walmart inicialmente negó cualquier problema en el almacén en las cercanías de Eastvale, California, operado por NFI, el megaminorista luego se retractó de esa afirmación y en diciembre el estado de California multó a NFI y a una agencia de empleo que empleaba a los trabajadores por numerosas violaciones de salud y seguridad.

En el transcurso de 2012, trabajadores huéspedes, trabajadores de fábricas y trabajadores de almacenes expusieron condiciones mortales, inseguras e ilegales dentro de las instalaciones contratadas por Walmart. En respuesta a la presión de los grupos de trabajadores, Walmart ha aceptado la responsabilidad por las condiciones de su cadena de suministro, pero las propias soluciones de la empresa no cumplen con sus estándares básicos y la ley. La Junta Nacional de Relaciones Laborales está investigando cargos federales relacionados con la intimidación y vigilancia de trabajadores en Olivet International.

Warehouse Workers United trabaja con los trabajadores de almacén y otros en la cadena de suministro global de Walmart para mejorar la calidad de vida y los empleos.

###